domingo, 15 de mayo de 2016

CUESTIÓN DE SUERTE


Vuelven a ser invisibles. Nadie oye sus maullidos en esta noche tan fría.

Ayer creí que aquellos muchachos rescatarían a alguno de ellos. Pero siguen todos aquí abajo, agazapados entre los setos, muertos de pena y de hambre. Si al menos tuvieran a su madre para acurrucarse a su lado y mamar un poco...

Tampoco pude hacer nada por ella. Todavía yace ahí, tirada en la carretera, pasando los coches sobre su cuerpo una y otra vez.

Y yo solo puedo mirar desde esta limitadora ventana sabiendo que, en el fondo, soy un gato afortunado.
























Safe Creative #1605287929397

5 comentarios:

  1. Acoconante! Tus micro-relatos son complejos y emocionantes. Sigue escribiendo, sigue puliendo, sigue tensando!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué chulo! Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. ¡Claro que me ha gustado!, mis gatitos quedaron huérfanos. Si tienes tiempo y ganas entra en mi blog: anapalaciosv.es
    Escribo bastante sobre gatos. Justo cuando yo salí de Relatos compulsivos entraste tú y cuando leí el nombre pensé: seguro que tenemos más de una cosa en común y así es. Un abrazote. Nos seguiremos leyendo.

    ResponderEliminar